Supervisa las configuraciones de topología de red, switches, routers, firewalls y sistemas de prevención de intrusos (IPS) para reducir el riesgo. Simula cambios en las configuraciones y ataques a la red para evaluar el impacto de los mismos en la seguridad. Correlaciona las vulnerabilidades con la configuración y el tráfico de red para identificar las rutas del ataque actual y los activos de alto riesgo y proporciona herramientas de visualización de conexiones y de topología de red para observar los patrones de tráfico de red actuales y potenciales.